Novelas Románticas

El país del delfín verde.

¡Hola a todxs!

Esta vez les traigo la reseña de uno de mis libros favoritos. Este libro llegó a mis manos de una manera muy curiosa, rondaba el año de 2015 en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, llevábamos varias horas caminando, y ya nos íbamos. No fue hasta que mi papá se entretuvo con un compañero de trabajo, que me escapé para dar una vuelta más. Y ahí estaba, un stan de libros donde el más caro era de $100.00 MX y el más barato a $15.00 MX.

Al principio creí que los libros no eran buenos, ya que nunca había escuchado a nadie hablar de aquella editorial, de esos autores, pero hubo uno en particular que saltó a mi vista. “El país del delfín verde” de Elizabeth Goudge. No había contraportada ni nada, solo el título, decidí arriesgarme y gasta mis últimos $35.00 pesos en el libro. Lo fui dejando, ya que no me llamaba la atención leerlo, y había comprado varios libros que continuaban mis sagas, hasta que llego el día, en que no tuve más libros y decidí, un poco enojada que debía leerlo.

Debo añadir que no me convencía mucho, y que estaba decidida a que no me iba a gustar, pero al final Goudge me atrapó en su novela romántica.

Así es, El país del delfín verde es una novela romántica, pero no es como otra novela romántica como las que conocemos actualmente, y la razón es muy sencilla, el amor es de otra época. Para que me entiendan un poco más, empecemos con la maravillosa Elizabeth Goudge.

Acerca de la autora:

Elizabeth Goudge (1900-1984) fué una escritora inglesa de novelas románticas, cuentos y libros infantiles.

Su primer libro, “The fairie’s baby and other stories” fue un completo fracaso, pero esto no la desmotivo a seguir escribiendo y sacar quince años después su primera novela, “La isla Mágica”, la cual a comparación de su primer libro, fue todo un éxito. Con este éxito, la motivó a seguir escribiendo, y en 1944 sacó su primera novela romántica más destacada: “El país del delfín verde” la cual en Estados Unidos le cambiaron el nombre a “La calle del delfín verde”, pronto lo convirtieron en película, ganando un premio Óscar por efectos especiales en 1948.

elizabethgoudge

 

Acerca del libro:

Casi desde el inicio de la novela, nos podemos dar cuenta del triangulo amoroso que se forma entre las hermanas Marianne y Marguerite Le Patourel y William Ozanne, todo esto en pleno s.XIX, que se desarrolla en Nueva Zelanda.

Esta novela la podemos dividir en dos partes. La primera, la pureza de la niñez, donde los niños corren por la ciudad, la seguridad, la rebeldía ante las normas que deben aprender, el primer flechazo, los primero coqueteos, y sobre todo, vivimos con ellos el día a día en la época Victoriana.

¡Maravillosa novela, donde conocemos la niñez y vamos creciendo con ellos a lo largo de los años! sentimos sus penas, sus lágrimas, sus alegrías, experimentamos con ellos, reímos con ellos, disfrutamos sus descubrimientos como si fueran nuestros.
Comienza la madurez, y con esto la segunda parte. Nos encontramos con un nuevo paisaje y nuevas aventuras. Nuevos amigos se nos unen a nuestros protagonistas.  Y aquí, en la segunda parte, nos damos cuenta de la razón  del nombre del libro. Primero, porque hace referencia a donde vive William y segundo, porque nos embarcamos a la aventura en un barco con el mismo nombre, el cual, es determinante en nuestra historia.

No olvidemos el triangulo amoroso, nos adentramos poco a poco, a los profundos sentimientos de todos nuestros protagonistas. Marianne, Marguerite y William, es algo difícil de ponernos en los zapatos de William. Ya que William, es todo un personaje, y llega a desesperar su forma tan débil de ser, por otro lado las hermanas, ambas tienen sus metas y sueños bien definidos. Nos encontramos con una hermana lista y decidida y con otra, dulce y demasiado torpe, nos encontramos con la hermana bella y la hermana más corriente y un poco más fea.

También nos encontramos la desdicha, los sueños rotos, nuestro destino. Una difícil parte en la que esta novela, te hace sentir como los pequeños actos tienen sus consecuencias, que pueden llegar a ser todo un caos en nuestra vida.
Sin más, la novela lo tiene absolutamente todo: aventura, amor, desesperación… todo es encantador.

sin-titulo

Sin más me despido, y espero que se animen a leerlo.

Saludos y feliz Miércoles,
Ivette
Advertisements